30 de junio de 2012

La Ballena Gris: Titán Viajero


El Vizcaíno es visitado por muchas personas, pero el visitante que más atención capta en Baja California Sur es la ballena gris; un colosal mamífero acuático que realiza una de las migraciones más largas, pues se desplaza desde las bahías del norte de México, donde la hembra pare a su cría en invierno, hasta el norte del mar de Bering, donde se alimenta en verano. Es tan admirada que El Vizcaíno tiene un "Santuario de Ballenas" dedicado especialmente a esta especie. Conócela a fondo.

La ballena gris (Eschrichtius robustus) es una especie de cetáceo misticeto (con barbas en lugar de dientes) de la familia Eschrichtiidae de tamaño medio que en la actualidad sólo habita la zona norte del océano Pacífico. El santuario está situado al norte de el estado de Baja California Sur donde se encuentran ciertos ecosistemas únicos y de alto interés natural.

Los grupos indígenas que habitaban las costas por las que transcurría la migración, tanto en América como en Asia, mantenían una relación peculiar con la ballena gris: solían cazarla en ocasiones, por ser una presa que brinda abundante carne, grasa y diversas materias primas (esta cacería se daba en cantidades relativamente pequeñas); pero se le consideraba un ser merecedor de gran respeto, digno de figurar en mitos, rituales y celebraciones. En el siglo XIX la cacería de ballenas se volvió una industria de enormes dimensiones, en la que participaron embarcaciones de diferentes naciones, interesadas principalmente en obtener un aceite que tenía gran valor por sus múltiples usos. Casi todas las especies fueron diezmadas, entre ellas la ballena gris, que mediante métodos sumamente crueles fueron cazadas sobre todo en las lagunas de reproducción de Baja California Sur. Conforme se cobró conciencia del peligro real de que las ballenas grises se extinguiesen, se generaron leyes y tratados internacionales para prohibir su cacería. Además, algunos países por los que transcurre su migración decidieron proteger los diferentes hábitats de los que la especie depende, siendo particularmente importante la protección de las lagunas de reproducción y crianza de Baja California Sur.
¡También puedes acariciarlas!

En la actualidad, la especie no sólo sigue siendo protegida, sino que en buena medida se ha generado una admiración y un interés reflejado en el hecho de ser la especie de ballena más estudiada por especialistas, y también en las decenas de miles de personas que se desplazan para poder observarla como parte de una actividad turística. Las comunidades y personas que viven a lo largo de la ruta migratoria —y particularmente cerca de los santuarios de reproducción— han tenido un papel muy importante en su conservación. Un ejemplo de ellas es la localidad de Guerrero Negro, BCS, en donde se localizará el ecomuseo que apoya Proyecto Ballena Gris.

La ballena gris encuentra en la laguna Ojo de Liebre y en la San Ignacio un lugar ideal para llevar a cabo su reproducción, además es un lugar de descanso invernal para numerosas aves marinas. Existen también lobos marinos y tortugas marinas en peligro de extinción, todas ellas encuentran refugio en esta zona protegida.
Hoy día se encuentra en marcha un proyecto llamado "Ballena gris". Arrancado en 2011 y terminando en 2013, esta iniciativa que nace en México y suma esfuerzos con EUA y Canadá, busca fomentar la conservación de la ballena gris, difundir la belleza natural de su hábitat, fomentar el turismo local e internacional en sus santuarios y apoyar a las comunidades que comparten su hogar con ellas. >>Visita el sitio<< 

*Mira un documental de ballenas y los afortunados que han podido acariciarlas en la parte superior derecha del blog*

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada